Español | Français | English
facebook vimeo flickr
Blog

La Doma

¿Como lo hacemos?

  • El destete de los potros se realiza a los seis meses.
  • Una vez estan destetados se sueltan en el campo en manada.
  • Cada cierto tiempo se estabulan en el box para sus respectiva revision, desparasitacion y vacunación.
  • Pasados unos dias vuelven con su manada
  • Nuestros potros viven en el campo hasta los tres años.
  • Entre los tres y los cuatro años se terminan de amansar y se inicia al potro a la montura.
  • Cuando el potro acepta bien la montura y tiene los tres aires iniciados paso, trote y galope elegimos que tipo de doma le puede ir bien.
  • La doma que usamos en nuestros caballos es la menorquina y la clasica.

Doma Menorquina 

En los años ochenta se reglamentó la doma menorquina, se confirmó un estilo que se ha convertido en disciplina deportiva gracias a su reconocimiento por parte de la Federación Balear de Hípica.

Esta disciplina contempla los aires naturales del caballo (paso, trote y galope), el característico (bot), elevación del caballo sobre las patas traseras, y los movimientos menorquines.

La monta menorquina se caracteriza por sujetar las riendas con la mano izquierda.
Sus guarniciones son: la silla con su brida y bocado (vaquero menorquín) más el pechopetral todo típico menorquín.

La doma menorquina tiene sus orígenes, por tanto, en las fiestas populares de Menorca.

Doma menorquina en Wikipedia

Doma clásica

Esta disciplina tiene por objeto el desarrollo del caballo mediante un entrenamiento racional, metódico y equilibrado por medio del cual el jinete consigue que éste realice todas sus órdenes con armonía, equilibrio y actividad. El caballo se vuelve tranquilo, elástico, ágil y flexible, a la vez que se hace más confiado y atento a las órdenes del jinete, llegando a formar con él un binomio perfecto.[2]

Estas cualidades se manifiestan por:

  • La franqueza y la regularidad de los aires. - La armonía, la ligereza y la facilidad de los movimientos. - La ligereza del tercio anterior y el remetimiento de los posteriores cuyo origen es debido a una impulsión, siempre activa. - La sumisión a la embocadura con una descontracción total y sin tensión ni resistencia alguna.
  • El caballo da así la impresión de manejarse por sí mismo. Confiado y atento, obedece generosamente las indicaciones de su jinete, permaneciendo absolutamente derecho en todos los movimientos en línea recta y ajustando su incurvación a las trayectorias curvas.
  • Su paso es regular, franco y suelto. Su trote es libre, elástico, regular sostenido y activo. Su galope es regular, ligero y cadenciado. Las caderas deben siempre mostrarse activas a la menor indicación del jinete y por su acción, animan también a todas las partes del caballo.
  • Gracias a su impulsión, siempre despierta, y a la flexibilidad de sus articulaciones, que ninguna resistencia paraliza, el caballo obedece de buen grado y sin dudar, y responde a las ayudas con calma y precisión, manifestando un equilibrio natural y armonioso, tanto físico como mental.
  • En todo su trabajo, incluso en la parada, el caballo debe estar “en la mano”. Se dice que un caballo esta “en la mano” cuando el cuello está más o menos elevado y arqueado según el grado de doma y la extensión o reunión del aire, y acepta la embocadura con un contacto ligero y suave y una completa sumisión. La cabeza debe permanecer en una posición estable y, por regla general, ligeramente por delante de la vertical, con una nuca flexible y en el punto más alto del cuello, y el caballo no opone ninguna resistencia a su jinete.
  • La cadencia se aprecia en el trote y el galope, y es el resultado de la propia armonía que muestra un caballo cuando se mueve con regularidad bien marcada, impulsión y equilibrio. La cadencia debe mantenerse en los diferentes ejercicios de trote o de galope y en todas las variaciones de estos aires.
  • La regularidad de los aires es fundamental en doma clásica.

 

Doma clásica en Wikipedia

share

Imagenes

doma-1
doma-2
doma-3
solitari-22
solitari-23
solitari-24